Comunicación para empresas: Alternativas al WhatsApp Business de pago

Una de las bases fundamentales de un negocio es el contacto con sus clientes. Con el avance de las nuevas tecnologías se han facilitado mucho las comunicaciones, también aplicadas a las empresas.  Pero se debe tener mucho cuidado, porque en comunicación y mensajería, no todo vale. La protección de datos de usuarios, el spam indiscriminado o las campañas de phishing son solo varios de los elementos muy dañinos para la imagen de las marcas.

Por ello, se debe prestar atención a los medios que utilizamos para comunicar nuestros productos. Utilizar plataformas de mensajería generales y uso masivo tiene sus ventajas -alto número de usuarios, facil acceso o gratuita –  pero al no estar pensadas con el objetivo de una comunicación empresarial o institucional, sino por y para el usuario, podemos caer en grandes problemas tanto legales como de reputación para nuestra compañía.

Hoy nos centraremos en WhatsApp Business con su nueva actualización y modo de ingreso: cobrar a aquellas empresas que no respondan a los mensajes en un plazo de 24 horas. La idea es incentivar y promover la rápida respuesta de la empresa al cliente, reforzando su imagen de marca, la inmediatez. Tiene sus defensores y retractores. Analicémoslo. 

 

WhatsApp Business, de pago para los más lentos

 

La app de mensajería del grupo Facebook, de Mark Zuckerberg, cobrará una tasa de entre 5 y 9 dólares por mensaje una vez vencido el plazo máximo para contestar.

A pesar de los grandes aplausos en muchos usuarios que ven reducido al mínimo el tiempo de espera a sus consultas, muchos creen que es un paso atrás y que va a favorecer a las grandes empresas por encima de las pymes. Así como muchas marcas cuentan con departamento de comunicación propio, no es el caso la mayoría de empresas  en España (el 95%  tiene menos de 10 empleados) a las cuales obliga a tener una conexión 24h con todos los costes humanos y económicos que eso supone. Aunque la inversión en soporte y atención al cliente es cada vez mayor, se convierte en tarea casi imposible responder en el mismo día a todas las demandas y consultas tanto de clientes como de potenciales leads.

 

La privacidad en WhatsApp

 

El cobro por respuesta tardía se convierte en un problema ínfimo cuando entra en la mesa el talón de Aquiles de la gigante de Facebook: la privacidad. Las multas millonarias tanto a WhatsApp como a su matriz facebook por venta y uso fraudulento de base de datos de millones de sus usuarios hizo tambalear en más de una ocasión a la compañía. Sólo hasta hace muy poco y por presión de una gran cantidad de sus usuarios, se decidió cifrar sus mensajes, pero ya habiendo distribuido los datos a terceros para ofrecer “publicidad personalizada”.

A principios de este año, unos investigadores alemanes descubrieron una forma de saltarse este cifrado y acceder a cualquier grupo de WhatsApp. La exposición de la privacidad es un riesgo al utilizar aplicaciones que no respetan las normativas. 

WhatsApp mejora día a día su imagen reforzando sus puntos de privacidad y dejando gran parte de la responsabilidad a cada usuario. Es ahí donde el riesgo se multiplica exponencialmente. El envío de mensajes sin consentimiento del usuario es ya un delito según la Agencia Española de Protección de datos y puede conllevar multas de hasta 600.000 €. Ya no vale almacenar números o comprar una base de datos y comenzar con ráfagas de envío. No solo queda en la carpeta de spam y al expulsión de la app, sino en una multa que puede hacer cerrar la compañía.

 

 

El canal empresa-cliente

 

servicio_cliente

 

Desde el punto de vista de las plataformas de comunicación se debe entender que lo más importante es poner en contacto a los negocios con los clientes y aportarles facilidades en esa comunicación.  WhatsApp Business ha nacido como un canal “alternativo”, sustitutivo a la atención al cliente. Su fuerte es adaptar su mensajería a los negocios, pero la responsabilidad recae en cada negocio.

Cada empresa debe tener un alto conocimiento del reglamento actual de protección de datos y cumplirlo. WhatsApp no ofrece asesoramiento ni guía, lo cual a día de hoy es una desventaja por la confusión existente que hay en el mercado respecto a como me comunico con mis clientes y cual es la correcta forma de hacer llegar mis productos a ellos.  

Poder respirar tranquilo y tener una atención al cliente eficaz es el deseo de todos los empresarios. Es por eso que nos preguntamos…¿existen alternativas a WhatsApp de pago?

Existen alternativas

tokapp_empresas

Tanto en WhatsApp Business como en cualquier plataforma o app alternativa de comunicación, las relaciones empresa-cliente son lo más importante, así como el tratamiento de los datos de los clientes. Este tratamiento debe contar con el consentimiento explícito del propio cliente/interesado.

El correo electrónico sigue siendo la gran alternativa. Existen multitud de plataformas como mailchimp o mailrelay que ayude a gestionar bases de datos y a segmentarlas de forma correcta. Si obviamos los problemas básicos del email (No hay acuse de recibo, spam automático, falta de veracidad…) es una las opciones más económicas y sencillas de utilizar disponibles en la red.

La plataforma “En serio” TokApp gana cada día más adeptos gracias a su respeto y cumplimiento total del Reglamento Europeo de Protección de Datos, por lo que esas comunicaciones serán seguras y oficiales.

Desde el chat de TokApp puedes solicitar respuesta de tus clientes, comprobar que se han recibido los mensajes, a qué hora se han recibido y la confirmación de lectura. Con esto, se fomenta el feedback entre las entidades y sus clientes, con la tranquilidad de una comunicación eficaz y segura.

Una de las características propias de TokApp es la posibilidad de ganar clientes de forma pasiva. Son los llamados grupos de suscripción públicos y abiertos a todos los usuarios. Ello permite a tu compañía darse a conocer y que tus clientes se den de alta a tus grupos de suscripción, y así mantenerlos al día de las últimas noticias sobre tu negocio. Y todo sin necesidad de números de teléfono ni datos personales de clientes ni usuarios.

Si quieres saber más, entra en nuestra web y entérate de cómo se comunican las entidades “en serio”. Recuerda que, además, te ofrecemos asesoramiento jurídico gratuito.