7 consejos para mejorar la concentración de los alumnos en clase

En el momento que hablamos de concentración, siempre aparece el famoso dicho “es que los niños de hoy en día…”: ¿la atención de nuestros estudiantes disminuye a medida que aumenta su exposición a la tecnología? Con el acceso a la información y el entretenimiento casi instantáneos para casi todos, muchos expertos ya se aventuran a confirmar  que los cerebros de nuestros niños están literalmente re configurados para procesar información solo en períodos cortos. “Los cerebros se re programan: cualquier cambio en los estímulos da como resultado un nuevo código de programación…»

Si damos la veracidad suficiente a la asimilación corta de información, nos encontramos que las técnicas y los mecanismos para realizar un cambio rápido de atención serán extremadamente útiles. Siempre que en la clase creativa el trabajo sea integrar ideas se pueden llegar a disfrutar las oportunidades de tener estímulos que les permiten ver las cosas de manera diferente. Si estás de acuerdo sigue leyendo con los consejos al instante de TokApp, tanto para padres como para profesores.

tiempo concentracion estudiante niño

1. Planificar lecciones con intervalos

En el momento de planificar una sola lección o sesión de estudio en casa, c onsidera dividirla en partes más pequeñas. Si estás enseñando a un grupo de niños de 7 años, con un promedio de atención de 14 a 25 minutos, planifica un tipo de «cambio de marcha» cognitivo en cada intervalo de 15 o 20 minutos. Estos cambios de marcha pueden ser iniciados por muchas cosas. Por ejemplo, pasar de preguntas directas al trabajo en parejas, o de la escritura individual a compartir el trabajo que han completado hasta ahora en un grupo pequeño. De esta manera, las actividades más largas o aquellas con una duración más allá de la capacidad de atención promedio, pueden beneficiarse al requerir que los estudiantes completen una serie de niveles que requieren diferentes tipos de aprendizaje.

2. Establecer una rutina de aula

Una de las formas clave para ayudar a los estudiantes a comportarse en casa es crear un horario efectivo y consistente para que los sigan. Sin este tipo de estructura, los estudiantes debido al desconocimiento de los tiempos, pueden optar buscar alternativas. Si bien los procedimientos en el aula a menudo toman un poco de tiempo y esfuerzo para implementarse al comienzo del año escolar, una vez establecidos, crean una estructura que permiten enfocarse en la enseñanza en lugar de enfrentarse a posibles problemas disruptivos. La gestión del aula o de la zona de estudio también debe formar parte de la rutina diaria. Si las reglas se han dejado en claro desde el primer día, las reglas y las consecuencias se publican en todo el aula, y si se aborda constantemente todos los problemas a medida que surgen, los alumnos se alinearán y el aula se ejecutará como una máquina bien engrasada.

3. Descansos mentales

Conocidos en inglés como  Mind Break, los descansos cerebrales pueden ser una parte divertida de la rutina en el aula o zona de estudio. Planea los descansos cerebrales programados como un buen relojero  y establece algún tipo de alarma para cantar en su tableta o teléfono. Cuando suene la alarma, selecciona una mini tarea o juego divertido que tengas preparado para ejecutar una actividad corta y divertida con tus estudiantes o hijos.

4. Crear hábitos de escucha

El famoso refrán de «Puedes oír, pero lo importante es escuchar» cobra mucho sentido aquí. Mejorar el enfoque en la escuela mediante el desarrollo de buenos hábitos de escucha. Toma notas mientras estés en conferencias y presta atención. Participar en el aprendizaje. Comprometerse a ayudar a los niños a enfocarse en las escuelas manteniéndose enfocado en la lección en cuestión.

5. Varía tus métodos

Cuando variamos los métodos de enseñanza o formas de estudio, brindamos a los estudiantes una mayor oportunidad de aprender. Cada estudiante tiene sus diferentes fortalezas y debilidades. En lugar de centrarse solo en un método que apela a un solo estilo de aprendizaje, variar técnicas de enseñanza permite adapta  lecciones a diferentes a todos esos estilos de aprendizaje. Los estudiantes tendrán más éxito si no se aburren. Por ejemplo, en lugar de dar una conferencia para toda una clase de 90 minutos, hacer 30 minutos de clase, 30 minutos de trabajo, utilizando la mayor cantidad de música, videos y movimiento kinestésico posible, y luego 30 minutos de discusión. A pesar de lo que se dice, a los estudiantes les gustan los cambios y no repetir exactamente lo mismo en cada período de clase.

concentracion alumnos niños

Fuente:colegioaconcagua.cl

6. Pedir a los estudiantes que califiquen las tareas

Sí, exactamente igual que valorar una app o un restaurante. Importando del modelo anglosajón, se busca comprender y hacer ajustes para mejorar la concentración de los estudiantes. Existen muchos ejemplos prácticos basados en observar si los propios estudiantes están constantemente evitando el trabajo o parecen estar demasiado distraído. Se trata del momento perfecto para pedirle  que califique el nivel de desafío que se encuentra en la actividad en una escala del 1 al 10. Sus respuesta te sorprenderá. En muchos casos indican un 8 o 9, pero lo ven poco desafiante. Por seguro tendrás una visión alternativa de los ejercicios y tareas encomendadas.

7. Movilidad y actividad

Último punto y clave en la concentración. Empezando por la postura corporal y comodidad. Ofrecer asientos flexibles aporta otro enfoque pro activo para mejorar los resultados de los estudiantes. Es una forma de configurar la clase abandonando la noción tradicional de «filas de escritorios frente al maestro en la parte delantera». En su lugar, intenta ofrecer a los estudiantes una variedad de opciones de asientos para que puedan elegir la que les resulte más cómoda.  Por otra parte, no relegar la actividad física a la clase de gimnasia es fundamental. Mover nuestros cuerpos no solo es bueno para nuestra salud física, sino también para nuestra salud mental y concentración. Por eso es tan importante incorporar algún tipo de movimiento regular en las clases, ya sea movilidad articular o simplemente levantarse y dar una vuelta a la clase.

¿Te gustaría recibir más consejos como estos? Cientos de colegios y centros envían sus comunicaciones con TokApp, incluyendo las actividades de los alumnos y gestiones del día a día. Puedes pedir información sin compromiso en este enlace. 

2.3/5 (3 Reviews)