Como la comunicación mejora el rendimiento de los estudiantes

La propia definición de la palabra comunicación incluye el factor de impartir conocimiento y al ciencia de transmitir información. La educación está intrínseca en esa definición. En cualquier etapa de la comunicación, las cosas pueden ir mal, haciendo que ésta sea menos efectiva. Por ejemplo, el remitente puede no expresar lo que él o ella quiere decir claramente, el medio erróneo o el receptor puede no entender las palabras o textos que usa el remitente.

En este post, desde TokApp, como app de comunicación entre profesores y padres, vamos a centrarnos en esa valiosa comunicación colegio – casa.

La participación de los padres ha sido durante mucho tiempo considerada como uno de los factores principales del éxito de un estudiante, ya sea manifestándose a través de mejoras en el comportamiento o con calificaciones más altas en los exámenes, el resultado final es el mismo. En general, los estudiantes cuyos padres están altamente comprometidos tienen más probabilidades de ser promovidos, más probabilidades de continuar en la educación superior y más probabilidades de tener mejores habilidades sociales que sus compañeros. Básicamente, logran más de lo que podrían tener.

A pesar de la aceptación social de la necesidad de una comunicación sólida, profesores y padres a menudo luchan por conectarse de maneras que impacten significativamente la educación y el futuro de un niño.  La situación es frustrante en ambos extremos de la ecuación, y los perdedores son casi siempre los propios alumnos. Según una encuesta reciente de Gallup, «solo el 20% de los padres en el estudio estaban totalmente comprometidos con la escuela de sus hijos. Otro 57% de los padres en el estudio se mostraron indiferentes, y el 23% de los padres se desconectaron activamente de la escuela a la que asisten sus hijos ”. En lenguaje sencillo, eso significa que solo uno de cada cinco padres está totalmente involucrado en la educación de sus hijos.

Con esa información, es comprensible cómo los educadores pueden desanimarse y desencantarse con la idea de tratar de tomarse un tiempo adicional para conectarse con los padres que, en todas las apariencias, no quieren que les hablen o escuchen lo que tienen que decir. Ciertamente, no es un pronóstico optimista en ningún sentido de la imaginación, pero hay indicaciones positivas de que la situación está mejorando. En un estudio separado realizado por Speak Up, una iniciativa de Project Tomorrow, existen un «62% de los padres dice que estar actualizado diariamente en las tareas, proyectos y próximas pruebas de sus hijos es una característica importante que pueden usar para ayudar a sus hijos a tener éxito. en el colegio». La indicación de que los padres están pensando en cómo preparar mejor a sus hijos para el éxito sugiere que los padres de los estudiantes actuales se están volviendo más receptivos a la forma en que pueden involucrarse con la educación de sus hijos que las generaciones anterior.

Mejora la comunicación con los profesores de tu centro educativo, con TokApp School. App móvil y plataforma web.

Afortunadamente para esos padres, existen aplicaciones que brindan dichas actualizaciones para mejorar la comunicación entre padres y maestros. Julio Oviedo del CEIP AGORA de Bruente, después de implementar TokApp comenta 

«Ya han pasado cuatro años de ese gran encuentro, y el equipo docente sigue encantado de utilizar la aplicación. Muchas familias agradecen una comunicación con los tutores de sus hijos/as de forma rápida y eficaz, y encuentran en la aplicación un medio de compartir aspectos relevantes de la educación de sus hijos/as. Para el profesorado resulta una herramienta útil y sencilla, permitiendo el feedback con las familias de manera inmediata. En muchas ocasiones los alumnos/as perdían las notificaciones en papel, o las familias quedaban sin informar de los acontecimientos del centro. Mediante la aplicación podemos informar a diario de los diferentes eventos que tenemos en el centro, días no lectivos, festivales, horarios, menú mensual de comedor, convocatorias de reuniones, etc…. es.

Además, la conciencia de que la tecnología debe usarse para facilitar la comunicación se ha vuelto más frecuente. Este incremento de información nos ha beneficiado a todos, familias, profesores y gestión organizativa del centro. Además hemos notado un ahorro en las fotocopias que entregabamos a las familias, ahorrando hasta un 60% de coste en papel y tinta.»

¿La tecnología, ayuda o enemiga?

 

Las ideas del chat abierto y mensajería instantánea son ciertamente reveladoras, especialmente cuando se trata de aprovechar la tecnología para mejorar el aprendizaje y establecer relaciones significativas con los padres al comienzo (y durante) del año escolar. Dada la ubicuidad de la tecnología en muchas de las respuestas anteriores, es lógico pensar que es una clave esencial para el fundamento de cualquier relación exitosa entre padres y maestros. Al igual que con cualquier relación exitosa, el primer paso para desarrollar conexiones significativas entre padres y maestros se basa en una comprensión mutua de la meta final (que, para la mayoría, es probablemente algo en la línea de un estudiante que maximiza su potencial).

También requiere un entendimiento de lo que se espera de cada parte. Para los maestros, eso significa comprender que serán responsables de transmitir lo que está sucediendo desde la perspectiva del día a día en el aula. Los padres, por otro lado, tienen que ser receptivos a estas comunicaciones y listos y dispuestos a actuar en consecuencia. Sin esa comprensión conjunta, es imposible que la relación progrese aún más. Cuando se establecen canales claros de comunicación, también abren la puerta para que los padres ayuden a los maestros a implementar oportunidades de aprendizaje más personalizadas para fomentar un sentido más profundo de curiosidad y descubrimiento en el estudiante.

Al tomarse el tiempo adicional para ayudar a los maestros a evaluar el éxito de su estudiante en el dominio de una disciplina, es menos probable que los estudiantes tengan lagunas en su conocimiento que puedan ser perjudiciales para su dominio avanzado de una materia más adelante en sus carreras académicas. Alternativamente, como resultado de que los padres se toman el tiempo para interactuar con sus alumnos en lo que están luchando, los alumnos también pueden aprender a amar una materia (como matemáticas o ciencias) que previamente habían rechazado por ser «demasiado difícil», simplemente porque no se había tomado el tiempo necesario para procesar completamente el material, ya sea porque el alumno aprendió a un ritmo diferente o aprendió de manera diferente a la mayoría de los otros alumnos de la clase.

 

 

Consejos de los expertos

Para cerrar la brecha entre lo que los padres y los maestros quieren escuchar y lo que las dos partes realmente comunican, Grenny y Maxfield sugieren que ambos tomen medidas al comienzo del año escolar. Aquí van sus propuestas.

Consejos para padres en la comunicación con el colegio

1. Sobre-comunicar. Usar el comienzo del año escolar para construir y fortalecer la relación con el maestro. Compartir los intereses, talentos y antecedentes de su hijo que ayudarán al maestro a conectarse y atenderlo mejor. Durante el año, actualice al maestro sobre cualquier cambio en su vida, hogar o grupo de amigos que pueda afectar la salud mental, emocional o física de tu hijo, como enfermedad, fallecimiento, estado civil de los padres, etc.

2. Intercambiar datos de contacto. Asegúrese de que el maestro sepa el mejor momento y el mejor método para contactarlo. Con TokApp ya tienes esa parte totalmente cubierta y además respetando tu privacidad.

3. Asociarse con el profesor. Alcanzar. Si tiene alguna inquietud acerca de su hijo, no esperes a que te lo cuente. Si tienes alguna pregunta, pregunta. Los maestros trabajan muy duro para proporcionar lo mejor para los estudiantes y, a menudo, deben cuidar de cientos de ellos. Recuerda: un simple agradecimiento contribuye en gran medida a fortalecer la colaboración entre profesores y padres.

 

Consejos para profesores en la comunicación con los padres

1. Hacer una llamada. Use llamadas o visitas al hogar antes de que comience el año escolar para construir y fortalecer la relación. Preséntese y comparta algo específico y positivo sobre las fortalezas académicas y de carácter del niño. Comparta su visión de la relación entre padres y maestros como una asociación que es crucial para el crecimiento del niño. Invite a los padres a compartir información crítica con usted y explique cuál es el mejor momento y método para ponerse en contacto con usted. Considere darle a los padres una tarjeta postal o un recordatorio visual.

2. Enviar una encuesta familiar. Recolecta información esencial tanto del estudiante como de la familia. Aprende las fortalezas, pasatiempos y talentos únicos del estudiante. Pregunte sobre los padres y otros adultos en la vida del niño. Aprenda sobre la historia familiar y las prioridades familiares que lo ayudarán a conectarse mejor y atender a sus hijos.

3. Invitar a los padres. No espere hasta las conferencias de calificaciones para invitar a los padres a la escuela. Planee una noche académica familiar, noche de matemáticas o noche de alfabetización. Aumente la asistencia a estas conferencias planificando con anticipación y utilizando todos los métodos de comunicación disponibles: el sitio web de la escuela, el boletín informativo, etc.

4. Compartir gratitud y elogio con los padres con regularidad. Use textos rápidos, notas y correos electrónicos de gratitud o alabanza. Estos construyen un profundo sentimiento de confianza. Mantén una mente abierta sobre las situaciones y las intenciones familiares.

5/5 (1 Review)