¿Cuándo le compro un teléfono a mi hijo?

La verdad, no lo sé. Pero tengo claro que a los 9 años es pronto, muy pronto. No por nada en especial sino porque los niños a esa edad no disponen de autocontrol y , de lo más importante, filtro.

Filtro para evitar ciertas fotografías, las cuáles muestran y comparten a diestro y siniestro con sus compañeros de clase. Niños con nueve años con más fotografías de desnudos que adultos de sesenta años. Así es la nueva era de la tecnología.

Pero no quiero culpar al emisor, en este caso la tecnología, sino a nosotros mismos. A esos que lo vemos e incluso nos reímos. A esos que no ponemos ningún modo de filtrado.

Y esto no quiere decir que no deban de crecer con la tecnología. Pero cada cosa tiene su tiempo. ¿Por qué antes se les decía a los niños cuándo podían ver la tele y sin embargo el teléfono no tiene límites?

Porque la verdad, parece que ahora les damos lo que quieren en el momento que quieren, sin pararnos a pensar qué necesitan en cada momento y si es un buen momento. ¿de verdad con 10 años necesitan un teléfono para estar localizados? Y ellos, ¿Tantas amistades tienen que no las ven diariamente?

Les damos lo que quieren, sin poner normas y a una edad prematura. Lo que estamos consiguiendo son niños con un menor rendimiento escolar y que poco a poco se encierran en sí mismos, en la seguridad de las conversaciones a distancia. De hecho si tienes hijos de 15 años ya habrás visto su dependencia al teléfono y cómo se relacionan mejor sin un cara a cara.

Es por eso que necesitamos poner normas. El teléfono es la nueva consola, hay que poner unos límites diarios o semanales y tal vez tener un pequeño control sobre lo que reciben nuestros hijos. Ya que a esas edades, el que la comparte algo más llamativo es el más popular.

Así que, si el teléfono no es primordial para su educación, ¿Por qué se lo compramos? Y, si estamos de acuerdo que una edad prudencial puede estar entre los 12 y los 14, ¿Es realmente necesario el teléfono a esas edades?

0/5 (0 Reviews)