+34 910 60 63 27 [email protected]

Peligro de las redes públicas

Hoy os venimos a alertar de un peligro que acecha a la vuelta de la esquina. El peligro que corremos ante algo que consideramos inofensivo: las redes públicas.

Seguro que todos nos hemos conectado en algún momento de nuestras vidas a una red Wi-Fi gratuita en un bar o restaurante. Ahora os contaremos porque es un error hacerlo sin seguridad, y el riesgo que corre nuestra información al navegar sin protección.

Con la llegada del Wi-Fi se marcó un antes y un después en el día a día de los usuarios interconectados, ya que nos permitió acceder a la red desde casi cualquier lugar del planeta. Pero muchas veces nos olvidamos de lo poco seguras que resultan estas conexiones y lo fácil que es para un cibercriminal acceder a tu información.

Entre los peligros más comunes encontramos los ataques ¨Man in the Middle¨ que suelen ser ataques de un intermediario entre la víctima y el sitio web que visita. Este individuo puede acceder a los datos mientras viajan robando información personal, contenido, contraseñas, e.t.c.

Otro clásico dentro del cibercrimen es la clonación de una red Wi-Fi con el mismo nombre para acceder fácilmente a todos los equipos que se conecten y tener control de todas sus conexiones.

Conectado a red peligrosa

¿Qué formas tenemos de evitar estos ciberataques?

1.- Mantener nuestro sistema operativo y antivirus actualizado en todo momento: 

Mantener nuestro sistema operativo actualizado es fundamental para evitar robos de información además de contar con un solo antivirus instalado evitando la socavación de funciones en tu equipo. Además debemos asegurarnos de tener todas las funciones activadas para aumentar la dificultad al cibercriminal de acceder a través de este tipo de redes.

2.-Cuidar las acciones que se realizan en la Web:

Si decides entra a dichas redes, evita entra en páginas que requieran de datos personales limitando del uso a consulta. En el caso de hacerlo, es preferible el uso de datos móviles para evitar entrar en una red pública peligrosa. Otro método para evitar este tipo de problemas puede ser el uso de redes privadas virtuales o VPN.

3.-Acceder a sitios web HTTPS:

En caso de buscar por internet es preferible utilizar protocolos HTTPS ya que en todo momento cifran la información recibida.

4.-Cuanta más seguridad mejor:

Configura tu dispositivo para preguntar antes de conectarse. Además puede aumentar la seguridad implementar la doble autenticación en nuestros equipos. Toda barrera para evitar un hackeo es poca.

5.- Desconectar el Wi-Fi cuando no este en uso:

Incluso si no estas conectado de forma activa a un servidor, el hardware de tu Wi-Fi sigue transmitiendo información a las redes dentro de tu alcance. Si solo utilizas tu equipo para trabajar en programas que no requieran de conexión es preferible que desactives tu conexión Wi-Fi.

En este post tenéis los peligros de las redes Bluetooth. ¡Tenéis que leerlo!